Cachorros disponibles

Los cachorros se entregan con certificado veterinario, desparasitados, vacunados, con microchip, pasaporte Español (europeo), inscripción de la camada en la Real Sociedad Canina de España, miembro del F.C.I, justificante del L.O.E (pedigree), contrato de compra, factura, garantía sanitaria. Asesoramiento profesional en la posterior socialización, impronta y educación del ejemplar. Cachorros de Cane Corso Italiano, disponibles en Cantabria. Los cachorros son entregados con 60 días de edad, con sus vacunas, pasaporte europeo, justificante de L.O.E (pedigree), contrato de cesión, factura, microchip, y desparasitados. Para más información visita condiciones de entrega de nuestros cachorros.

  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    No Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    No Disponible

Tu perro también merece una alimentación saludable

Como bien sabrás, el cane corso italiano es uno de esos perros que, ya desde cachorro, posee un carácter perfectamente equilibrado. Ese equilibrio lo consigue gracias a la mezcla de sociabilidad, docilidad y firmeza como guardián que lo caracterizan. Además, la facilidad con la que este tipo de perros se adapta a un adiestramiento adecuado y concienzudo, hace del cane corso italiano una raza extraordinaria. Precisamente por esa razón, ha sido utilizado desde hace siglos como protector de propiedades y ganado (su nombre, de hecho, significa “guardián, protector”).

Pero, por supuesto, no debes olvidar que un animal de estas características necesita un entorno y unos cuidados acordes a su manera de comportarse y, por ello, necesita una importante dosis de ejercicio diario y una alimentación saludable. Al ser una raza de tamaño grande, el alimento que reciba (especialmente durante su primer año de vida, cuando experimenta un crecimiento más rápido) ha de ser rico en nutrientes, completo y variado, de manera que le permita desarrollarse plenamente. El ejercicio físico al aire libre, al igual que en otras razas de este tamaño, es esencial, necesario y ayuda a estrechar la relación que le une a sus dueños. Al ser un excepcional guardián y protector del territorio, este tipo de actividades son muy adecuadas para reforzar su carácter.

Por todo ello, el cuidado en su alimentación y la implicación en su adiestramiento serán los que marquen definitivamente su manera de ser y su comportamiento. Dedicar atención al hecho de que su dieta sea variada, sana y rica en nutrientes permitirá que puedas disfrutar de una raza caracterizada por su fuerza, agilidad y resistencia. Ya que con el cane corso italiano tienes un perro que aúna un conjunto de virtudes, la atención que le des, en todos los aspectos, será tu mejor aportación.

Cane Corso alimentación