Cachorros disponibles

Los cachorros se entregan con certificado veterinario, desparasitados, vacunados, con microchip, pasaporte Español (europeo), inscripción de la camada en la Real Sociedad Canina de España, miembro del F.C.I, justificante del L.O.E (pedigree), contrato de compra, factura, garantía sanitaria. Asesoramiento profesional en la posterior socialización, impronta y educación del ejemplar. Cachorros de Cane Corso Italiano, disponibles en Cantabria. Los cachorros son entregados con 60 días de edad, con sus vacunas, pasaporte europeo, justificante de L.O.E (pedigree), contrato de cesión, factura, microchip, y desparasitados. Para más información visita condiciones de entrega de nuestros cachorros.

  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    No Disponible
  • Este cachorro(a) está :
    No Disponible

Cane Corso el guardián de los cerdos

El Cane Corso Italiano es un perro de trabajo multifuncional, pero la guardia es sin duda lo que destaca de su carácter. Hace unos días estaba leyendo una página italiana, un artículo que lo firma el Dr. Flavio Bruno sobre el Cane Corso, el cual titulaba:

Cenni storici e impiego del cane corso attraverso le attività socio economiche dell’Italia meridionale.

Breve historia y uso del perro pasando por las actividades socioeconómicas en el sur de Italia, os voy a resumir el artículo y en la parte inferior os dejo el enlace original y traducido vía Google Translator.


En Italia el Cane Corso fue perro de trabajo muy valorado por cazadores, pastores y carniceros, este sobre todo fue utilizado en la defensa de las granjas de cerdos. En Europa la carne de cerdo a sido una proteína de gran valor y presencia en la dieta durante miles de años: tanto inicialmente cuando se trataba de jabalíes salvajes, y más tarde con la domesticación y cría para consumo o mascota. Celtas, Iberos, Teutones y Romanos así como otros pueblos han practicado por toda Europa la cría y caza del jabalí y posteriormente cerdo. El Cane Corso, fue el compañero perfecto para cazar y alimentar a el cazador, a su familia, a si mismo y al resto de perros de la jauría. Por su fuerza física y sobre todo potencia de mordida y agarre, el Cane Corso o moloso era capaz de agarrar el jabalí por el cuello, orejas, mejillas o boca, inmovilizando la presa y dando la oportunidad a el cazador de atacar mortalmente al guarro con su lanza, daga o cuchillo.

Debe ser toda una experiencia, meterte en el bosque a buscar el rastro de jabalí con tus perros, correr detrás una vez localizan la presa los cánidos, dar muerte al jabalí a cuchillo intentando recuperar el aliento, reclamar la pieza a los perros, desollar el guarro de sus entrañas y repartir la carne con tus Cane Corsos aún caliente. Hoy en día en países por ejemplo como Argentina, practican esta milenaria heredada forma de cazar. Si no me equivoco en España creo aún cazan así en Cataluña y Navarra entre otras, pero sin embargo otras comunidades autónomas como Cantabria ya lo prohíben.

Los Cane Corso en aquella época nos habla el artículo, también eran alimentados con el llamado “apane canino”, un pan realizado con la harina sobrante del tamizado o salvado, eran horneados en horno de piedra, ello se hacia una vez terminada de hornear los panes para consumo humano y solían hornear lo suficiente para una semana por perro.

Fue la raza preferida y más usada habitualmente para cuidar y conducir las varas de cerdos en la zona meridional de Italia, Puglia y Apeninos. Debido al gran valor económico de estas varas de cerdos, el Cane Corso demostró por muchos años ser el trabajador perfecto para esta ardua tarea, guardar, defender y conducir por el monte sus cerdos.

En fin poco nuevo nos cuenta el DR. Flavio Bruno en este artículo sobre el Cane Corso Italiano. Ya que este trabajo de pastoreo y defensa sabemos nuestro Cane Corso sobresalía previamente, como otras razas similares que realizan el mismo trabajo. En nuestro país podemos destacar varias razas despuntaron en la misma labor, en diversas zonas de nuestra geografía como el Alano Español, Presa Canario, Villano de las Encartaciones, Mastín Español... La talla de la foto nos muestra la misma acción de perro, guarro y cazador, esculpida en el siglo XII, lo podemos apreciar en el Valle de Liébana, Cantabria.

PD: Si volvemos unos siglos atrás en la historia creo, quizás no es justo decir "fue la raza preferida referiendo este al Cane Corso" y lo correcto sería referirnos a estos perros como molosos, dogos o mastines "italiano". Recordemos por ejemplo los Españoles y sus perros (Alanos, Villanos, dogos, perros de presa, Turco Español, galgos, sabuesos y Mastines) ya andarian por Italia en 1409, y con la extinción del ramo siciliano de los Aragoneses, las relaciones directas de la isla con la corona española se estrecharon aún más. El matrimonio de Fernando de Aragona con Isabel de Castilla puso los cimientos del naciente estado español al que pertenecía también Sicilia. La isla fue gobernada por Virreyes y se quedó unida a la Corona española durante casi "300 años". Testimonios artísticos en Taormina, Palermo, Siracusa, Enna, Nicolosi, Islas Egates.

La selección por fenotipo (aspecto exterior) nos llega un par de siglos atrás de la mano de la burguesa clase desocupada Victoriana, quienes crean las competiciones de belleza, antes la selección de perros era por funcionalidad y resultados, el más fiero, fuerte, rapido e inteligente para el trabajo. No se alimentaban perros para dormir en el sofá de nuestra casa o ser bellos. Con ello deduzco el mestisaje de perros de talla grande sería bestial, en 1200 los franceses y sus perros estuvieron por esa zona de Italia, más tarde llegaron los españoles y sus perros...

Toda esta información me hace pensar si es justo nominar esos perros de trabajo guardianes y cazadores de jabalíes, como Cane Corsos Italiano decendiente directo del "Canis Pugnax romano". Me recuerda lo que ocurre hoy en día en estados unidos con el afamado aceite de oliva italiano. ¿Tu que opininas?


Artículo original: http://www.italian-cane-corso.com/cenni-storici-impiego-cane-corso-attra...
Google translator: https://translate.google.com/?hl=es#it/es/
Perro, jabali y cazador talla en Piasca