Resuelve todas tus dudas llamando al 629 671 944

Fenotipo y genotipo del perro

Fenotipo y genotipo del perro

Fue Mendel el primero en captar la naturaleza dual de los organismos, su dicotomía entre su genotipo y su fenotipo (a pesar que estos conceptos fueron introducidos por el danés W. Johannsen a principios del siglo XX, en 1911). Lo esencial del mendelismo fue el percatarse de la ruptura, nunca antes clara, entre el proceso de herencia y el proceso de desarrollo. Entre transmisión y expresión. Se heredan un conjunto de factores internos, los genes, y el estado genético interno de cada individuo (su genotipo) es una consecuencia de las leyes dinámicas que regulan el paso de estas entidades de padres a hijos.

La relación entre el fenotipo y el genotipo es compleja, en donde entra en juego las relaciones entre alelos dentro de un gen (las relaciones de dominancia) y las interacciones entre genes. Éstas no vienen determinadas únicamente por el estado de los genes sino también por la secuencia de ambientes por lo que pasa cada genotipo durante su desarrollo: la norma de reacción (Schmalhausen 1949).

Las propiedades físicas de un organismo son las que determinan directamente sus posibilidades de supervivencia y reproducción, mientras que la herencia de las propiedades físicas sólo se produce como una consecuencia secundaria de la herencia de genes.

¿Qué es el fenotipo y genotipo del perro?

El termino fenotipo del griego pheno, evidente, brillante, y typos, característico. Son todas las características físicas y psíquicas visibles presentadas por un organismo vivo (perro).

El termino genotipo  del griego genos, genésis, originar, provenir, y typos, característico. El genotipo es la colección de genes de un perro, su ADN. El genotipo, junto con factores ambientales que actúan sobre el ADN, determina las características del organismo, es decir, su fenotipo.

El genotipo de un organismo es un importante factor (el principal, de lejos, para la morfología) en el desarrollo de su fenotipo, pero no es el único. Incluso dos organismos con los mismos genotipos normalmente difieren en sus fenotipos. Esto se puede experimentar en la vida cotidiana observando a los gemelos monocigóticos (es decir, idénticos). Los gemelos idénticos comparten el mismo genotipo, ya que sus genomas son idénticos; pero nunca tienen el mismo fenotipo, aunque pueden ser muy similares. Esto se demuestra con el hecho de que sus parientes y amigos cercanos pueden distinguirlos, aunque otros podrían no ser capaces de ver las sutiles diferencias. Además, los gemelos idénticos se pueden distinguir por sus huellas dactilares, que nunca son totalmente idénticas.